¡AZ Cantabria!

RUTA POR LA ZONA DE MIERA

Vistas desde las Enguinzas
Vistas desde las Enguinzas

LA CANTOLLA - LAS ENGUINZAS - MIERA - LA CANTOLLA

DATOS PARA RUTEROS

Sirviéndonos de la tecnología podemos ver los datos de nuestro trayecto. 

Si no se conoce la zona o no se puede "contratar" un sherpa local, recomendamos hacer la ruta porque la señalización oficial es fiable y visible en todo momento del trayecto.

A nivel subjetivo la ruta es muy divertida y muy bonita. Tiene tramos duros por su pronunciada pendiente pero respetando el ritmo de cada uno está al alcance de cualquier persona no sedentaria.


La ruta permite alcanzar otras cimas de menor nombre (apenas unas peñas en varias crestas) a las que también se puede ascender por el puro placer de alcanzar nuevas cotas y vistas.

El final del ascenso hasta alcanzar la cima de las Enguinzas es muy pindio (tiene mucha pendiente) y está muy expuesto al viento.


¿SABÍAS QUÉ...?

Las sendas empedradas que se siguen en esta ruta fueron construidas para bajar madera a lomos de mulas y burros hasta el río Miera, donde arrastrada por la corriente era llevada hasta la fábrica de cañones de la cavada para abastecer sus altos hornos.

La fábrica de la Cavada fue la primera siderurgia e industria armamentística del país . Se producían cañones de hierro y estuvo activa entre 1622 y 1835 hasta que la carrera armamentística cambio el hierro por el bronce. Gran parte de las vistas de peñas y laderas despejadas de la zona se debe a la tala de árboles para una industrialización no controlada. 

La Fresquera de Fiñumiga es una de las pocas fresqueras que quedan, donde se prensaba hielo para su almacenaje hasta qeu era bajado en burros o mulas para los tratamientos del balneario de Liérganes o para las curas de los operarios que sufrían quemaduras en los altos hornos.


DOSSIER PAISAJÍSTICO

La altitud que alcanzamos y lo abrupto de la orografía de la zona de Miera nos permitió una diversidad de paisajes que alternaba la belleza kárstica de las laderas desvastadas por la mano del hombre con vistas de hayedos y parajes verdes.

Además pudimos sorprendernos del esmerado trabajo de nuestros antecesores, que movieron toneladas de piedras para construir paredes para separar las fincas, caminos y cabañas que fueron el motor económico y familiar de la región  y que permanecen hoy como testigos mudos de lo que ha cambiado la sociedad en pocas generaciones.


LA PRIMERA DE MUCHAS

Alcanzando la cumbre de las Enguinzas en la zona de Miera, iniciamos nuestro proyecto de rutas. Además celebramos mi cumpleaños en el "gastrogarage". El average fue de cinco andarines contra 14 comensales. Muy memorable.


Muchas gracias por el artículo a: Angel Gonzalez Gomez

Link de la publicacion en su blog

Copyright © AZ Cantabria